Aldana: Es de carácter fuerte, honesta y entusiasta. Se interesa por todo y le gusta aprender cosas nuevas. Es también sensible y generosa con los demás. Se manifiesta en la expresión artística, las cosas del honor y las del humor. Ama el color y el ánimo alegre. Le gusta sentirse complementado. Es exigente. Se distingue por su delicadeza. Busca la aprobación. Es mente de pensamiento eficiente. Se expresa como pensador original. Podría destacar en profesiones como inventor, aviador, ingeniero, maestro, líder, administrador, o en los campos automotriz, aeronáutico o eléctrico. En el amor es orgullosa, por eso espera a que la otra persona dé el primer paso. Natali: Es simpática y dinámica. Le gusta triunfar en todo lo que hace. No le gusta la rutina y es muy creativa. Le gusta tener cerca a sus afectos. En el amor solamente es leal si se enamora de verdad.

Seguidores

5 de noviembre de 2011



Y entonces me descubrí corriendo hacia la nada, ningún objetivo. Iba ciega, y ni por casualidad atinaba a despertarme. Ya sedada por el tiempo, casi sin pasión. Me volqué a la rutina, y a nacer los lunes, crecer en la semana, vivir solo los sábados, y morir los domingos. Un ciclo corto, que dura semanas, el objetivo es llegar al sábado para poder vivir y tener una chance más de cambiar la rutina de la semana...

Cada vez sabemos más de nosotros, y en mi caso quiero parar de saber del entorno. Saber me cierra a muchas cosas, a prejuzgar y no dejar entrar a nadie. Porque las infinidades de situaciones me acobardaron. Paso al costado de mi mente para esquivar pensamientos que tengo bajo 7 llaves, pero como si fuera un cuento, o una película, esos pensamientos aparecen en el momento donde la mente juega libremente. En mis sueños.

Ahí todo fluye a modo de felicidad, plenitud y todas las necesidades básicas satisfechas, y me sorprende que todo sea tan relativo. Al despertar del mejor sueño de tu vida, se convierte en una pesadilla. Soñar con alguien que no está, ni siquiera sabes si va a estar, o si soñara con vos es algo molesto cuando se torna día tras día, y esto ocurre hace 1 semana, Noche tras noche evoco a alguien que se me presenta diciendo que todo está bien, para luego despertar y quedar abrazando a la nada. Con un vacío eterno.

Dicen, que los sueños evocan pensamientos del subconsciente. Algo que anhelamos, o tememos en lo más profundo, Aquello que queremos callar, pero no se calla. Estalla, y se hace notar.

Quizás los 20 segundos después de despertar, te encontrás sonriente con un estado pleno. Que en esos efímeros segundos, nadie te los puede arrebatar. Yo solo anhelo no soñarte más, ¿para qué? ¿Hasta cuándo? Si alguien sabe cómo cerrar un capitulo hasta en los sueños... Avisen.

1 comentario:

Sofí dijo...

estuve "paseando" un poco por tu blog, escribis cosas preciosas, segui asi♥
besos